memes_luis_suarez_2_1

El extraño caso de Luis Suárez y Mr Hyde

@Calostro14

 

 

Nombre: Luis Suárez

Profesión: Futbolista profesional

Posición: Delantero y misionero (supongo)

Habilidades: Buen remate con la derecha y mordida ponzoñosa con todo y jalón de greñas.

Para quienes lo conocen no hay mucho qué decir, su puro nombre nos trae a la mente la imagen de uno de los mejores delanteros que ha dado el fútbol uruguayo en los últimos 20 años, por lo menos. Para quienes no, les explico rápidamente. 

Luis Suárez es uno de los mejores futbolistas en la actualidad, juega con el Liverpool, el tercer equipo que más veces ha ganado la liga inglesa (anteriormente conocida como Football League, hoy día llamada Premiere League), considerada al menos entre las mejores 5 del mundo. Ha sido campeón goleador en Holanda y fue pieza fundamental para que Uruguay alcanzara el 3º lugar en el pasado mundial de Sudáfrica 2010.

Como pueden ver, su carrera ha sido bastante exitosa; sin embargo hace unos días fue la comidilla del Twitter por un hecho un tanto inesperado. Mordió a un compañero de profesión en pleno partido. Dicho acontecimiento fue grabado por las cámaras y replicado por millones de usuarios al rededor del mundo. Suárez se convirtió en Trending Topic por una acción que nada tuvo que ver con sus éxitos profesionales; logró estar en boca de todos gracias a un momento “Mr. Hyde”.

Si lo piensan detenidamente, toda entidad, llámese individuo o empresa, está expuesto a vivir un momento de locura, estamos expuestos a ser presas de la ira, de la imprudencia o de la falta de concentración, misma que nos puede llevar a cometer errores. Con el auge que viven hoy en día las redes sociales, estos errores son maximizados a tal punto que se puede hablar más de nosotros por un sólo episodio desafortunado, que por toda una vida de logros.

Podrían decirme que un futbolista no vive de lo que se diga de él en twitter, sino de lo que haga en la cancha. Grave error. En 2012, Cristiano Ronaldo era considerado el futbolista más rico del mundo, con ganancias valuadas en 22.5 millones de euros, cuando su sueldo en el Real Madrid es de tan solo 10 millones de euros. ¿De dónde provienen los otros 12.5 millones? Contratos publicitarios.

La imagen es vital para que una marca decida representar a un deportista o figura pública en general, por lo que si hacemos un balance, el escandalito de la mordida y la mala imagen proyectada a través de la red social, no le salieron nada baratos al delantero uruguayo.

Y a todo esto, ¿cuál fue la postura de Suárez dentro de la red social que se lo estuvo comiendo por más de tres días? Básicamente dos tuits, en uno pidiendo disculpas a toda la comunidad futbolera y un segundo informando que ya había pedido disculpas al agredido, el ruso Ivanovic. No hubo más, no contestó uno sólo de los “reclamos” que se le hacían, no entró en provocaciones y no siguió el juego de quienes hicieron bromas al respecto (y miren que el tema daba para muchos comentarios jocosos).

Como podemos ver, Twitter nos ha demostrado ser una red social caracterizada por usuarios sensibles, que están al acecho del error, buscando el momento incómodo de cualquier ente medianamente famoso. Esto se acompaña por el hecho de que todos – empresas, figuras públicas o simples usuarios poco followers- estamos expuestos a vivir un momento “Mr. Hyde”.

¿Estos momentos pueden evitarse? Puede ser, aunque muchas veces salen de nuestras manos. ¿Puede hacerse algo al respecto? Si, puede hacerse mucho al respecto, desde controlar los daños hasta invertir la situación a nuestro favor, pero eso ya dependerá de que, como Luis Suárez lo hace diariamente en su profesión (que no así en las redes sociales), sepamos “bajar bien esos balones”.