3257085856_455d931cc8

La personalidad de Juan Paco Pedro de la Mar

@MrNakata

 

Cada que platicamos lo que hacemos en la agencia, siempre hay alguien que nos dice ¡WOW! y pone cara de “Simón, ¡eso no existe!”

Entonces comenzamos con nuestro mejor esfuerzo para que la otra persona o como dicen los abogados -en lo sucesivo: Juan Paco Pedro de la Mar– intente seguirnos en una conversación que nunca sucede porque se convierte en un tarugo monólogo que termina cuando Juan Paco Pedro de la Mar nos dice: ¡¡O sea haces los anuncios!!

Juan Paco Pedro de la Mar, aún no tiene claro el poder de la conversación y nosotros de verdad hacemos nuestro mejor esfuerzo para explicárselo sacando términos como engagement, platicar con tus fans, escuchar a tu comunidad, bajar el balón en el área de quejas, crear marca, relaciones con influencers... entonces necios le decimos:

– Tú, por ejemplo, “Juan Paco Pedro de la Mar, es tu nombre así” ¿sabes lo que dicen de ti en internet?

-¿De mí? ¡Si yo ni existo!

-Sí, mira….

Y San Google nos muestra 3 trillones de resultados donde Juan Paco Pedro de la Mar es el protagonista, los más necios leen sólo los tres primeros en amarillo y dicen “ese ni soy yo”. Los  menos cerrados, siguen leyendo hasta que encuentran su perfil en Facebook, LinkedIn o una descripción de su puesto, perdida por ahí, de cuando trabajaron para Azucarera Mexicana.

La personalidad de Juan Paco Pedro de la Mar entonces cambia de arisca a intrigada y casi de inmediato pregunta:

-Y ¿cómo aparezco?

Seguimos entonces intentando explicar el poder de la red, la fuerza oscura del RT, la magia de las menciones… y nada, la cara de Juan Paco Pedro de la Mar no cambia; necio con sus anuncios.

-O sea ¿saben todo de mí por publicar algo en internet? ¿Ya todo el mundo va a saber dónde vivo?

-No, Juan Paco Pedro de la Mar; déjame…

-A mí esas cosas no me gustan, ¿y mi privacidad?

Ni cómo ayudarte, tienes razón, las redes sociales son como el diablo, casi lo mismo que cuando inventaron esa máquina a la que cariñosamente le llamábamos FAX.

-¡No te burles, cabrón!

-En serio, las redes sociales son como el diablo.

-Entonces ¿por qué trabajas en eso?

De inmediato y sin pensar, todos respondemos:

PARA ABRIRLE LOS OJOS A LOS TRILLONES DE PENDEJOS QUE SE LLAMAN COMO TÚ.

La personalidad de Juan Paco Pedro de la Mar inesperadamente cambia, gira su cabeza a la izquierda y latigándonos con una mirada de desprecio, se larga.

¿Otro prospecto de cliente menos? ¿O una pequeña victoria para  el social media?

En el siguiente capítulo: La fuerza oscura del RT.